2009-09-23Revista KURIER DRZEWNY: La producción de tiradores de muebles

KURIER DRZEWNY, Revista de mobiliario, julio-agosto 2009

La automatización + una gestión adecuada = un éxito a gran escala

El principal motor de la producción de los accesorios mobiliarios de GAMET, S.A. es su excelente departamento de construcción que elabora herramientas de producción (moldes e instrumentos) junto con otros elementos útiles durante la fabricación, como por ejemplo los inyectores para máquinas inyectoras, bastidores, etc. En cambio, el alma del proceso productivo es su moderno taller de galvanización: ecológico, eficiente y totalmente automatizado. La fábrica llevada por trabajadores cualificados permite aprovechar al máximo los avances tecnológicos instalados por la compañía GAMET, S.A.

Primero, la construcción

El proceso de producción de un tirador de muebles comienza con la creación de un prototipo del futuro producto. Esta fase tiene lugar en los departamentos de desarrollo y de construcción que cooperan en el diseño del accesorio. El siguiente paso consiste en elaborar la documentación de herramientas de producción. En su trabajo los constructores de accesorios cuentan con la ayuda de un software totalmente paramétrico de tipo CAD-CAM que permite un perfecto modelado 3D, la creación de todos los elementos desde el principio y el uso de una base de datos de elementos ya producidos, lo que facilita y agiliza significativamente el proceso de creación de la documentación. Las herramientas construidas deben caracterizarse principalmente por un correcto funcionamiento, ya que han de cumplir los requisitos de calidad del producto en todas las fases de la fabricación. En segundo lugar, las herramientas deben contar con determinada vida útil y durabilidad a la hora de desempeñar sus funciones, al igual que tener una construcción sencilla, de bajo mantenimiento diario.

La primera etapa de preparación de una herramienta (molde) para la producción es la más importante y difícil. Los constructores no se basan únicamente en un software profesional, sobre todo emplean sus conocimientos y experiencia.

Nos preocupamos mucho para que el producto no tenga ningún defecto a la hora de fundir o moldear,- dice Tadeusz Komicz, el Vicepresidente del Consejo de Administración Responsable de los Asuntos Operativos. - Queremos evitar una situación en la que el accesorio que estamos fabricando pase por todas las etapas de producción muy costosas para al final darnos cuenta de que ya al principio del proceso de fabricación no se han cumplido ciertos requisitos tecnológicos. Primero la herramienta producida es sometida a pruebas, luego retornada al taller, donde se llevan a cabo las modificaciones necesarias para después colocarla de nuevo en la máquina: sólo cuando la herramienta cumple todas nuestras expectativas y requisitos puede ser introducida en la línea de producción para una fabricación normal.

Las correcciones efectuadas en una herramienta suelen consistir en pequeños retoques que determinan las características del producto, lo que se traduce en la mejora de calidad del accesorio fabricado. El departamento de construcción crea las herramientas que trabajan con ZnAl y plásticos, también realiza utillajes con los que el producto es sometido a diferentes operaciones y tratado en la maquinaria CNC.
Un gran ingenio de los profesionales del departamento de construcción respaldado por las novedosas ideas de los trabajadores de producción permite introducir varias innovaciones en las herramientas simples. Aquello posibilita la optimalización de los gastos de producción de estas herramientas y la reducción de los costes de fabricación.


La producción de los moldes
Una vez que se haya preparado la documentación de construcción de una herramienta, comienza la fase de producción de la misma. Ésta tiene lugar en el taller de herramientas con el uso de modernas máquinas CNC: la más antigua máquina de control numérico en GAMET, S.A. tiene tan sólo 2 años. En estas máquinas se realizan diferentes operaciones: mecanizado, torneado, fresado, taladrado, escariado y roscado.

Cada herramienta tiene su propia carpeta con documentación. - cuenta Tadeusz Komicz - En el taller de herramientas en las máquinas de control numérico se mecanizan los componentes para la producción de las herramientas y también los electrodos de cobre o grafito con el perfil del accesorio a fabricar. Luego, mediante los electrodos en las máquinas de electroerosión por penetración se forman las cavidades en las placas con la técnica de electroerosión.

En la otra parte del taller, la llamada cerrajería, se realiza el montaje de los elementos normalizados y producidos, al acabar esta fase obtenemos una herramienta lista para las pruebas o para la fabricación normal durante la que realizará las tareas previstas en función de cada sección. Nuestra base de datos contiene todo el historial de la herramienta, gracias al cual podemos saber qué reparaciones ha pasado o qué averías ha sufrido: todo esto está catalogado y depositado en los puestos pertinentes. Cuando una herramienta de producción o un molde hayan producido un número determinado de accesorios conforme al pedido, son devueltos a la cerrajería con el fin de verificar su estado técnico y realizar labores de mantenimiento, luego se depositan en su sitio en el almacén. Al mismo tiempo desde la base de datos se comunica el estado de la herramienta al planificador. La base de datos funciona en ambas direcciones: también notifica al cerrajero la necesidad de preparar la herramienta para la producción.

El horno de fusión ubicado en el taller de fundición funde los lingotes de la aleación ZnAl hasta convertirlos en líquido. La materia líquida obtenida de este modo es transportada en un recipiente térmico especial hasta las máquinas de fundir a presión. Mediante un sistema especial de dosificación la máquina llena con esta aleación líquida todas las cavidades del molde instalado. Una vez que el líquido se solidifique, el molde se abre y los accesorios son extraídos de él a mano o de forma mecánica junto con el dispositivo de alimentación. El número de los elementos realizados equivale al número de las cavidades del molde. Una vez que los accesorios se han enfriado, son separados del dispositivo de alimentación y metidos en un recipiente.

La fundición de los tiradores
Las piezas brutas de fundición se transportan a otros puestos para su posterior tratamiento. Los accesorios destinados a ser atornillados en los muebles son roscados en especiales máquinas semiautomáticas.
En función del aspecto final de los tiradores, éstos pueden acabar directamente en el puesto de rectificado por vibración, no obstante, los productos más difíciles de mecanizar pasan primero por un proceso de rectificado manual y luego por el de rectificado por vibración (mecánico). Todo depende del grado de complejidad del producto y de la calidad final perseguida.

El rectificado por vibración se realiza colocando los tiradores en unos tambores en los que se encuentran unas piezas cerámicas con adecuadas propiedades abrasivas. Estas piezas se desplazan con el movimiento giratorio del tambor, realizando el rectificado de los productos y eliminando los cantos afilados y los restos de fundición.

Los accesorios roscados, rectificados manualmente y por vibración pueden acabar en tres sitios: el taller de lacado en polvo, el de lacado en húmedo o en el taller de galvanización.

Lacado y galvanización
En el taller de lacado en húmedo se pintan los tiradores sin acabados y también se lacan los tiradores, cuya capa galvanoplástica requiere una protección adicional en forma de barnizado. A la hora de pintar los tiradores son colgados en unos bastidores especiales cuidadosamente seleccionados en función del tipo de tirador. El proceso de lacado se realiza mediante modernos equipos de lacado.

El taller de galvanización, completamente automatizado, es la parte más moderna de toda la fábrica. El único proceso realizado manualmente en el taller de galvanizado es el de colocar y quitar los accesorios de los bastidores. La línea de galvanización puede trabajar con 8 programas a la vez, - explica Jolanta Mrozik, la Tecnóloga Jefa del Taller de Galvanización. - Puede realizar simultáneamente los programas para el ZnAl y para el acero. El programa de control de la línea permite crear los programas individuales para los procesos que utilizan los baños en línea. El control automático de los procesos garantiza una excelente calidad de productos y la repetitividad de los parámetros cruciales para las capas galvanoplásticas aplicadas. La línea de galvanización incluye los siguientes tipos de baños: de cobre, de níquel semibrillante, de níquel brillante y satinado, de cromo decorativo y de latón. El baño de níquel satinado continuo hace posible que la línea trabaje de forma ininterrumpida durante toda la semana. La línea de galvanización está equipada con los más avanzados sistemas de filtración y de dosificación de aditivos para los baños, también cuenta con los depósitos adicionales y los agitadores para los baños.

Al lado de la línea está ubicada la estación depuradora de aguas residuales. El programa que controla el funcionamiento de la estación depuradora está dotado de un sistema de visualización y de seguimiento de los parámetros de las aguas residuales depuradas. Los intercambiadores iónicos instalados en la estación permiten cumplir los rigurosos requisitos de calidad de las aguas residuales desaguadas. El sistema de ventilación del taller de galvanizado cuenta con los aparatos de absorción que eliminan los gases residuales de la línea de galvanización. El sistema de purificación de los gases funciona en modo automático.

Cepillado, pulido y envasado
Durante el proceso de fabricación de los tiradores el trabajo humano es imprescindible. GAMET, S.A. procura realizar muy pocos cambios en su plantilla, puesto que un profesional bien cualificado y formado vale su peso en oro. Tal es el caso de un pulidor, o sea del encargado de realizar las operaciones de cepillado y pulido de los accesorios. A menudo el proceso de formación de este empleado para enseñarle a ejecutar sus tareas de forma repetitiva, consiguiendo siempre el mismo efecto final, dura hasta seis meses. En el taller de pulido se realizan los procesos de pulido, cepillado y sombreado de los tiradores mediante el empleo de distintas técnicas. Después los accesorios van a parar a la sección de embalaje, de la que salen en las cajas de cartón con el logo empresarial. Cada producto está marcado con un código de barras que permite comprobar su historial. Además, la caja de cartón lleva un sello del embalador responsable de su embalaje.

Entrevista con Krzysztof Pióro, el Presidente del Consejo de Administración de GAMET, S.A.

Revista "Przegląd Meblarski": ¿Cuál es la situación actual de la empresa, teniendo en cuenta la recesión económica mundial?

Krzysztof Pióro: Actualmente estamos experimentando un gran descenso de las exportaciones, a pesar de que seguimos vendiendo muchas mercancías en Rusia con pago anticipado. Las ventas en Alemania van en aumento, pero en los demás 14 países a los que exportamos nuestros productos las compras están disminuyendo cada vez más. En Alemania por fin sacamos provecho de llevar teniendo allí una filial durante más de 10 años y de tener cerca de 100 clientes que se han acostumbrado a trabajar con nosotros. Para ellos es importante que estemos ofreciendo precios más bajos que nuestros competidores en Alemania. En comparación con el año pasado las ventas en el mercado alemán subieron hasta en el 31%. Uno de los mayores descensos lo sufrimos en Rusia: ahí nuestras ventas bajaron en un 40%. Pero vendiendo ahora mismo con el pago anticipado el 60% de lo que vendíamos en Rusia el año pasado de todas formas considero esta situación un gran éxito. El problema radica solamente en la falta de efectivo, ya que no es que nos falten interesados en comprar nuestros productos, pero jugamos sobre seguro: vendemos únicamente con el pago anticipado. En cuanto a las ventas en el mercado polaco, nos encontramos en el mismo punto que el año pasado. Sufrimos por la crisis pero estamos contentos de que nos afecte en menor medida que al resto del mercado y felices de continuar ganando a la competencia. Si todo el sector de muebles en Polonia ha tenido un bajón de la producción y de ventas en torno a un 10%, y nosotros seguimos al mismo nivel, esto quiere decir que en realidad estamos ampliando nuestra cuota de mercado. Por supuesto, este año es difícil para nosotros, porque nos hemos acostumbrado al crecimiento, pero si terminamos el año con un descenso de unos pocos porcientos, lo daremos por bueno, porque según nuestras estimaciones el sector mobiliario polaco se contraerá en un 20%. Tratamos de pensar a largo plazo, entendemos que hoy haya ciertos problemas en Polonia y que ahora mismo estemos vendiendo menos en Rumanía o en Grecia a causa de la crisis, pero lo más importante para nosotros es seguir en estos mercados para que los clientes se acostumbren a nuestros productos. Somos una empresa gestionada con seguridad, no regalamos dinero. Por supuesto, al igual que la mayoría de las empresas, estamos ahorrando. Hemos reducido nuestros gastos en muchos apartados para adaptarnos a la situación, porque si tenemos menos ingresos, debemos tener menos gastos. Hemos limitado las inversiones, pero nos lo podemos permitir, ya que en GAMET, S.A. en los 3 últimos años invertimos más de 40 millones de PLN en nueva fábrica, nueva línea de galvanización y en muchas otras máquinas para nuestra sección tecnológica.

De forma que si ahora no invertimos durante unos cuantos años, de todos modos continuaremos siendo una empresa muy moderna. Y aunque no nos faltaban ganas de seguir avanzando, yo mismo reduje las inversiones al mínimo necesario. No sabemos cómo irán las cosas dentro de medio año, debemos estar preparados y gestionar la empresa de forma segura. No queremos correr demasiados riesgos para tener problemas con el flujo financiero en el futuro. En mi opinión, ahora mismo la clave está en quiénes saldrán airosos de la crisis. Metafóricamente hablando, podemos comparar la crisis con la pérdida de peso: el que estaba gordo, puede adelgazar, pero el que estaba delgado no tiene de qué adelgazar y simplemente desaparecerá. La actitud mental y ética ante toda esta situación es fundamental: si yo exijo a todo el mundo que ahorre, debo ser el primero en hacer lo mismo. Hay que procurar crear un ambiente favorable para ir ahorrando en la empresa. El Consejo de Administración debe dar ejemplo en este sentido, así tendrá el derecho moral de exigir la misma conducta a otras personas. Debemos aprender que la crisis es una oportunidad para, por ejemplo, reorganizar el mercado. Nuestra entrada en el sector de bandejas y cestos extraíbles es precisamente una medida anticrisis. Queremos tener un grupo más de artículos en nuestra gama de productos en estos tiempos tan complicados. Otras empresas están reduciendo la oferta, quitando los productos no rentables, nosotros estamos invirtiendo. Dedicaremos este año a convencer a los consumidores de que estos productos son un elemento más, un punto fijo de nuestra oferta. Las bandejas y los cestos extraíbles están disponibles a través de nuestros distribuidores, al igual que el resto de los productos. Queremos llegar con la oferta de bandejas y cestos a más de 2.000 pequeños fabricantes de mobiliario. Al mismo tiempo estamos realizando una renovación total de nuestra gama de manillas. Pretendemos distinguirnos a través de nuevos modelos durante la crisis, precisamente cuando las ventas son tan flojas. No queremos perdernos el despertar del mercado que seguirá a la estancación. Últimamente también introducimos el sistema de venta por unidades, destinado a los clientes particulares que a través de los almacenes pueden comprar nuestros productos en cantidades pequeñas.